Viejos tiempos

Es un poco escalofriante recordar primero de carrera como “aquellos tiempos”, pero el caso es que por un momento me he visto sentada en la antigua mesa que había bajo la ventana de mi curto, en una silla que ni sé si sigue en esta casa, con el viajeo portátil (mi gran maldición, en aquellos tiempos lo guay era abrir el ordenador y cacharrerar, ampliarle memoria y demás, y a mi me compraron un postátil que no podía sacar de casa, jo).

En la imagen son las 3.30 am de un Sábado, acabo de llegar a casa (hoy tocaba tranqui que este finde mis padres no se han ido a la playa), y al volver he encendido el ordenador y he ido viendo como todos iban apareciendo. Dan las cinco de la mañana y sigo hablando con la misma gente con la que salí xD Comentando cosas, hablando de tonterías y de confidencias ¿Hay alguien que no lo haya hecho?

Otro de los gustazos no valorados y perdidos con la vida de estudiante, junto con ese consquilleo y poder compartir absolutamente cada segundo te tu tiempo con tus colegas. O quizás, simplemente es que hace mucho tiempo que, si salgo, no vuelvo antes de las 5 de la mañana y esta vez volver pronto ha sido casi raro. Claro que como me está diciendo Penyaskito… la juerga empezó ayer.

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    Ah, los viejos tiempos. Muchas veces escuché incrédula que la vida de estudiante era la mejor. Ahora empiezo a creerlo un poco más..


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: