Madrid

O el lujo de no hacer nada. Bueno, de hacer poco, y sólo cuando te apetezca. Me vine el Martes a visitar a Pedrito y Coque y a descansar un poco, que se acaba el verano y yo estaba reventada.

Me recogieron a la hora de comer en Atocha y me llevaron directamente a comer a un indio, donde conocí a Blanca y Ricky. Tardamos lo nuestro en comer, que rico estaba todo y de allí nos fuimos a casa de la parejita, a echar un Heroquest, un par de munchskins y un poco de Guitar Hero.

Una vez fui consciente de lo tremendamente manta que soy con la guitarrita de las narices, me puse como nuevo volver a Sevilla con un nivel más acorde a una persona que a un topo sordo y manco.

Así que la mañana del Miércoles (que empezó a mediodía más o menos, mmmmmm) me la pasé tirada en la cama con la guitarrita. Jugando y durmiendo a partes iguales. Y el Jueves extendí ambas actividades a lo largo del día, siempre acompañadas de el portátil  un libro. Si tenemos en cuenta que para mí uno de los mayores placeres que existe en el mundo es enroscarse en un nórdico (maravilloso invento) mientras entra en fresquito por la ventana abierta y esta vez encima es en una cama doble y muy cómoda, entenderéis que esté tan contenta.

Por la tarde me fui a buscar a Pedrito al curro (o a medio camino más bien) y nos fuimos a dar un paseito por el centro y luego a la cervecería de mis primos, donde estuve trabajando hace ya cuatro veranos. Y a cenar a un mexicano con cantante de rancheritas incluído.

Y el Viernes a recoger a Mudi y a la calle Luna (que yo había decidido que se llamaba Estrella) a gastarme la pasta que no tengo. Pero mereció la pena. Noche de Munchkin y vodka.

Hoy hemos comido en casa de Blanca y Ricky y he conocido a Ingrid y Antón que se casan en Octubre (¿qué le pasa a la gente este año?). Y Blanca me ha regalado Good Oments, lo cual le agradezco con todo mi corazón, que llevaba no se cuando tiempo buscándolo y está descatalogado.

Y ya me voy camino de la estación, que esta mañana he ido a cambiar el Ave para volverme esta tarde :( En fin, fue bonito mientras duró, muchas gracias a todos. Me queda pendiente una fiesta de disfraces ^_^

Hacía ya mucho tiempo que no venía a Madrid y todas las veces que he venido he sido genial, supongo que porque siempre fue de visita. Y si lo juntamos a que he escuchado hablar de los Madriles dese que nací, a abuelos, padres y tíos, es normal que me guste tanto estar aquí.

Allá donde se cruzan los caminos,
donde el mar no se puede concebir,
donde regresa siempre el fugitivo,
pongamos que hablo de Madrid…

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    Me alegra que lo hayas pasado bien y espero que hayas podido cargar las pilas. Un beso


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: