El año en que me hice mayor

En realidad sería el año y medio. Ayer fue mi cumpleaños y si me pongo a mirar algo más de 12 meses atrás… Es curioso como parerce que lo más importante es simpre lo último, lo que vale. Yo tiendo a valorar más bien el conjunto, y por eso me da rabia estar tan triste.

Y aquí estoy con mis 25, mi madre diciéndome que me va comprar potingues para los ojos, que ya se me notan arruguitas, sintiendo un gran vacío y algo perdida. Simplemente soy como pensaba que era la gente de 25 cuando yo tenía 18, pero es tan distinto a hace poco más de un año. Y pensé que tres meses en Praga, sola por primera vez fuera de casa en un país extranjero me habían cambiado. Juas, eso fue mas bien perder pie un momento. Este año sí que perdí tantas cosas.

Lo de las arrugas es la menor de mis preocupaciones, a fin de cuentas salen por reirse y lo de perdida es normal, ya que las cosas que me pasan a mí con mi piso casi parecen de coña. Y el vacío… pues no sé. No es soledad (¡no tengo tiempo ni para eso!), es simplemente… pues eso, vacío. Y es injusto, porque este tiempo también me ha dado tantas otras, pero sólo una que me llegue hasta lo más hondo, mientras que las que se llevó eran en su mayoría mis más preciados tesoros.

Pero bueno, sigo siendo yo. No sé si es que no quiero pararme a pensar o simplemente lo descarto porque sé que pasará. Y en cualquier caso, el otro día fui a ver “El caballero oscuro” y a parte de encantarme, lo cierto es que algo me animó, porque mirando atrás, aunque las cosas salieran todo lo mal que podían, me tragué mi papel de dama oscura lo mejor que supe. ¿Y después? Bueno, hay que ser lo que hace falta en el momento, y hoy, que ya es mañana, ya veré que hacer con este vacío.

“Es el heroe que Gotham merece, pero no el que necesita ahora mismo. Así que lo perseguiremos, porque el puede resistirlo. Porque el no es un héroe. Es un guardian silencioso, un proctector vigilante… un caballero oscuro”

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    Bueno, si te sirve de algo, por esos lares anda un fraguel también. En cualquier caso, creo que esa madurez (que no se corresponde con los años) lleva a una felicidad distinta, más tranquila, pero una felicidad. Que están como para despreciarlas.

    Y no te preocupes que ese vacío se llena rápido porque la vida nos seguirá dando sorpresas para hacernos entender que seguimos siendo un par de crías :)

    Un beso guapa

  2. 2

    liryel said,

    Vaya, muchas gracias, aunque no es una copa que me guste brindar, que mal de muchos… aunque bueno, no estoy tan segura de que sea un mal, a pesar de que todo sigue de mal en peor (de forma lineal, gracias al cielo).

    Pero siempre hay cosas que ayudan.

  3. 3

    […] una persona raelmente alegre, aunque ahora que me he hecho mayor, no tanto como antes. Y cuando digo realmente alegre no me refiero que por regla general tenga buen […]


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: