Ni debajo del agua

Y es verdad que no hay forma de hacerme callar, hablo siempre, mucho, demasiado, y en realidad nunca digo nada, sólo tonterías. Todo por no hablar de lo que realmente quiero. Pero es que en esos casos, ya no hay respuestas. Ni discusión, ni contraopinión, ni interés, simplemente no hay nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: