Luego todo pasó…

…de repente, tu dedo en mi espalda…

El amor es paciente y bondadoso. El amor no tiene celos, no aparenta ni se envanece. No actúa con bajeza, no es egoísta, no se irrita ni guarda rencor. No se alegra de lo injusto, sino que se goza de la verdad. Todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca pasará.

Corintios 13, 4-8

^_^

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: