Alma kender

Si despertaran nuestros genes dormidos de razas y tiempos pasados, tengo que reconocerlo, yo podría ser un kender. Quizás no de aspecto, que soy muy alta, pero tendría un alma muy muy kender.

“Ajenas al miedo (o inconscientes, como se prefiera), curiosas en un grado insaciable, inquietas e independientes y aficionadas a adueñarse de todo aquello que les llame la atención. El arrojo —¿o habría que definirlo como osadía?— que tienen todos los kenders les da una gran confianza en sí mismos. Se muestran despreocupados y realistas en las situaciones más críticas y ominosas. Incluso se les ocurren tácticas estrafalarias que alteran el curso de la contienda, sin permitir, no obstante, que su valor menoscabe el instinto de autoconservación… en la mayoría de los casos.

Otro punto destacable de estos personajes es hasta qué extremo precisan de la acción, que además ha de ser instantánea. Tiemblan de excitación con sólo olfatear una nueva aventura. Se ha afirmado reiteradamente que la peor tortura que podría infligirse a un kender sería encerrarlo en una habitación sin nada que hacer ni que mirar. Como apostilla, también se ha añadido que para un sujeto de otra raza no hay suplicio más grave que confinarlo ern una celda vacía en compañía de un kender aburrido.

La mayor parte de los kenders sufren una fase existencial, poco después de cumplir los veinte años, conocida como de «ansia de viajes». Durante esta época la curiosidad, sed de acción y ganas de ver mundo se exacerban en tal medida que el afectado vagabundea a través del país sin hacer apenas paradas.

Al poseer un carácter extravertido, los kenders disfrutan haciendo amigos y visitando parajes nuevos. Son pícaros y cordiales, quizá demasiado para algunas personas a las que, inevitablemente, les molesta su talante bullanguero, su locuacidad y su tendencia a requisar cuanto llama su atención. Detestan acatar órdenes; quieren hacer lo que les place, en especial si ya han formado un plan en su cabeza. La manera de tratarlos no es mandarlos, sino embaucarlos de tal modo que se ofrezcan voluntarios.”

Ni elfa, ni guerrera ni druida, que le vamos a hacer. Kender ¿O no?

Anuncios

2 comentarios so far »

  1. 1

    […] Febrero 2008 en 8:23 pm · Archivado en Vida Adivina adivinanza (y en la línea del post anterior) ¿a que no sabéis qué? ¡¡Me he mudado!! Y mira que en mi última casa estaba genial, pero eso […]

  2. 2

    rams de M said,

    UN ALMA GEMELA …wow! … un abrazo kender con varios años de atraso


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: