Girar de mariposa

(…)

Teniendo el corazón mi amada hermosa
como el de una inocente de cinco años,
piensa con un girar de mariposa,
y siente gran placer, la caprichosa,
en dar pena y dolor, fingiendo engaños.

Tengo que confesar, para ser justo,
que es como una de esas chiquillas, la criatura,
que sin mala intención y sin disgusto
matan un colibrí por travesura
y arrancan un rosal por puro gusto.

Como la di mi corazón un día,
¡la más tierna de todas las mujeres!,
se goza en el placer de los placeres:
al corazón brindado, ¡vida mía!,
lo punza, por reír, con alfileres.

¡Misterios del amor!¡Hondos arcanos!
No os riaís del amor, pobres hermanos;
yo di mi corazón a esta doncella,
y se me ha convertido, en manos de ella,
juguete de cristal en tiernas manos.

(…)

Margarita. Versos tristes.
Rubén Darío

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: