En brazos de la fiebre

Pues así estamos, es el tercer dái tonteando con los grados.

Con los brazos de la fiebre
que aun abarcan mi frente
lo he pensado mejor
y desataré
las serpientes de la vanidad
el paraiso es escuchar
el miedo es un ladrón
al que no guardo rencor
y el dolor
es un ensayo de la muerte

En la piel de una gota
mis alas volvieron rotas
y entre otras cosas
ya no escriben con tinta de luz

El paraiso deviene en infierno y
luego se queja
y sin que nadie se mueva
¿quien lo arregla?

El paraiso deviene en infierno y
luego se queja
y sin que nadie se mueva
¿quien lo arregla?

Gestado en mis escombros
de pastoso paladar
el disparate del caos
me derrotó
con palabras de alabanza

En la piel de una gota
mis alas volvieron rotas
y entre otras cosas
ya no escriben con tinta de luz

El paraiso deviene en infierno y
luego se queja
y sin que nadie se mueva
¿quien lo arregla?

Héroes del Silencio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: