La Ley del Menor

El Martes estuve en comisaría por el tema de renovar DNI y demás (no, aún no me han detenido :P) y allí me encontré con una señora que estaba haciendo cola para poner una denuncia. Su historia hacía hervir la sangre:

Hacía cosa de 7 meses, un par de chicas de su barrio, de 16 y 17 añitos le habían atracado por la calle, y después amenazado para que no denunciase, que viviendo no más lejos de dos calles todos se conocen. Evidentemente, ella había denunciado, estaría bueno que las niñatas esas puedan hacer lo que se les antoje.

Pues en estos 7 meses, 3 palizas, la última de un mes en cama. El angelito de 17 añitos había tomado como ofensa personal que la denunciaran y había decidido que esta señora o se mudaba, o moría en el intento. Y, por supuesto, contaba con total apoyo materno (“Yo le juro señor juez que esa señora nos ha pegado una paliza a mi hija y a mí” o_O) y paterno (“Que ya me pasao diez años en cárcel y otros diez no me importan porque a ti te mato”).

Denuncias a la policía y llamadas desde los servicios de un bar porque las nenitas estaban esperando fuera a puñados, testimonios de los propios policías para coleccionar, que eso de cortarse en el tema de las amenazas y los insultos con la policía presente no se estila, y un largo etcétera de acoso y abusos. Bueno, y de denuncias contra ella, que las ricuras se lo montan como quieren, y por cada denincia contra ellas, plantaban ellas una. O mejor todavía: después de caerse de la moto y refiriéndose a una gran herida en la rodilla, “Esto también te lo vas a comer tú, desgraciada”. El juego del momento es no dejar vivir en paz a los demás.

En medio de esto, los niños de la pobre señora, que el mayor es de 14 años: Mamá, si a ellas no les pasa nada por hacerte esto, a mí tampoco me pasará nada por hacerles algo a ellas. Y a ver cómo consigue explicar mamá que así no se deben hacer las cosas, mientras intenta controlar los nervios destrozados y disimular la palidez, ojeras y las tres tallas que le sobran de pantalón.

Venía a comisaría directamente desde el juzgado de guardia, donde su juicio, el primero por ahora, había dureado 2 minutos y medio, y donde no le habían querido tomar declaración. “¿Por qué no se muda?” (!!!!!!!!)

Aún no tenía derecho a protección ni a una orden de alejamiento, y los pobres pòlicías que acudían a sus llamadas no podían más que decirle que denunciase, más todavía.

Nos contó que probablemente, cuando volviera a casa, se las encontraría enel portal de su casa, liándose su porrito, esperándola con alguna frase del tipo: “Mira, ahí viene la guarra esta, anda tira pa’rriba que hoy te libras”. Y tenía razón.

Hablé con ella el Miércoles, pero “menos mal” que había habido más que palabras y pudieron detener a la niñata, parecía que iba a haber juicio rápido. Espero que tenga suerte.

Parece que el Estado ha adoptado con los niños menores de edad, la misma actitud que muchos padres: educarlos, ¿pa’ qué?

¿¿Qué diablos pasó con aquello de “los niños son de goma” ?? Que me parece genial que no los manden a la cárcel, no es sitio, pero se inventaron los correccionarles para algo, ¿no? ¿Por qué tanto miedo a mandarlos allí? No hasta que cumplan 18, pero un tiempo a más de uno no les vendría mal. Y si no les gusta esa solución, que inventen otra, no puede ser que paguemos porque a unos padres les parezca estupendo que sus retoños sean unos salvajes. Igual que el Estado tiene la obligación de defendernos de ladrones y asesinos, también la tiene de defendernos de los “niños”.

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    Un tal antonio said,

    ””””Teóricamente”””””””’ (véanse comillas) la justicia está para reinsertar a la sociedad. En caso de los menores, para reeducar ””””””””” por el buen camino”””””. Es por eso que no hay cadenas perpetuas ni eso. Resultado: la gente ni se reinserta ni se reeduca. Es intrínseco al propio ser humano una vez se ha deshumanizado.

    Conclusión: ¿Recrudecer las penas? ¿Como en EEUU? ¿Valdría de algo?
    Conclusión II: ¿Educación por parte de padres?¿Quien educa a los padres?
    Conclusión III: Es un problema triple, por lo que mi mente es pesimista, y al final todo se reduce a aquello de que vivimos en un mundo injusto y bla bla bla…

    Por cierto:

    ¿No te parece casualidad que cada vez la gente es más “precoz”, pero sin embargo empieza a adquirir responsabilidades más tarde?

  2. 2

    Leia said,

    AYY!!

    bienvenida al mundo de mi futuro trabajo!

    todo s basan en leyes anticuadas y ñoñas q no stan dispuestos a cambiar,xq hay q proteger a los menores “xq son niños” y cuando ya son mayores “no los educamos bien”

    Luego stamos los gilipollas d turno(osea los d mi carrera)q nos creemo q podemo salva el mundo,arreglarlo todo y dejarlo d un lindo color rosa… al final nos comemos una gran M, entramos en depresion y lo dejamos todo peor de lo que estaba…

    ASI FUNCIONA EL SISTEMA!

  3. 3

    Xantra said,

    Supongo que tu tambien estas haciendo pedagogia o algo similar verdad? No somos superman y encima cuando hablas del tema la gente te mira mal “pobrecitos” pero no saben lo que es salir y que por diversione so niños te tiren una litro de cerveza a la cabeza y te digan ” yo te puedo matar porque me ampara la ly del menor tu estas muerto y yo en 3 meses en la calle”
    Asi va el mundo, animo algun dia se arrepentiran y pondremos alguna solucion digo yo…


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: