One day, I do know why…

Podría haber sido desgarrador, pero siempre fue demasiado dulce, demasiado protector para eso. Podría haber sido tajante como un bisturí, pero era demasiado grande para eso. Podría haber sido simple, pero era demasiado antiguo para eso. Acabó, como una vida en repentina y breve enfermedad que, tras un intenso dolor, muere dormida.

Un pilar alejándose de los cimientos del mundo, perdón, de mi mundo. Como tantos otros, a través del tiempo y el espacio, pero éste siempre quiso ser el más fuerte. Hace dos días alguien me dijo, como una profecía, que todo tiene un final. Pero claro, nunca sabes cómo será.

En un claro, el lo profundo de un frondoso bosque, yace una princesa. Ceñida su cuello, duerme una joya verde, y en su interior cristaliza un ángel de ojos de luz, de piel negra, de alas blancas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: