Suiza, aquí estamos

Con todo el jaleo del retraso, nos tuvimos que cambiar de tren en una estación, y aunque habíamos recuperado algo de tiempo, al final el retraso fue de hora y media. Resultado: Florine ya había entrado a trabajar, y el pobre Emilio se pasó un buen rato dando vueltas por la estación porque el cartel anunciaba el andén equivocado.

Pero no pasa nada, a casita a soltar las cosas, y ¡qué casita! Me encanta ^_^

Y luego, Blanca y yo fuimos andandito a buscar a Florine al trabajo, y de paso darnos un primer voltio por Ginebra, que Emilio que es un vago (y ya la tenía un poco vista), prefirió quedarse e ir luego en bici.

Lost, primera temporada :P

Y allí estaba ella, ¡¡no la recordaba tan guapa!!! ¡¡Qué ilusión!! Tan genial como siempre, increible. Fuimos a tomar algo por ahí, con su amiga Shona, a contarnos la vida en verso y tomarnos unas cuantas cervecitas:

Chincha rabiña, que tengo dos niñas :P

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: