Lo que fue…

Entre estaciones

“Entre estaciones, ella se miraba en la ventana,
improvisado espejo de aquel vagón de metro.”

Tiene labios de fresa como
aquella princesa que tu sabes
y montañas de sueños bajo llave.
La mirada perdida en un mar
de infinitas soledades
que es el mal de todas las ciudades.

Y en el metro, entre estaciones,
las ventanas son espejos y ve
a la princesa con tirabuzones
que sueña con ser.

Como está ahora la vida no es fácil
que abunden los papeles
para historias de blancos corceles.
Mas, si aguanta la espera, vendrán,
aunque no quiera, pequeñas cosas
que harán que se sienta mariposa.

…y en el metro, entre estaciones,…

De Atocha a Sol hay tres paradas
para soñar despierta en cuentos de hadas
y en Sevilla, que no hay metro,
se sueña en autobús, no hay más remedio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: